Día 5 ILMICHIL - TAMTATOUCHT

Martes 05/10/04 ILMICHIL - TAMTATOUCHT (91 kms.)

 

A las nueve y como siempre después de desayunar crepes, té, café, mermelada, mantequilla, pan (¡que bueno!), etc., emprendemos la marcha. Al principio asfalto, pasando por numerosas aldeas. Sorprende que a pesar de que los paisajes son bellísimos, cada día se superan. A lo lejos las montañas secas, al lado del camino, verde, campesinos y campesinas labrando, alguno sale a la carretera y se hace alguna foto a cambio de stylos, bombón, etc.

Llegamos al primer punto de encuentro justo en el cruce que indica, Agoudal a 16 kms. A partir de aquí el terreno pasa a ser pista, tenemos que atravesar la aldea y Mohamed nos organiza de manera que nosotros vayamos en grupo entre los dos jeeps, pues los niños acostumbran a tirar piedras a todo el que pasa. En el tramo anterior hemos tenido algún que otro problema con los niños, pues entre los que se limitan a saludar y pedir hay otros que se aprovechan y te pegan tortazos, e incluso intentan arrancarte bien los guantes, bien algo de la bicicleta. En ese tramo una anciana con la mano quemada fue atendida por Mohamed que le aplicó un poco de pomada.

Una vez pasada la "aldea peligrosa", cada uno volvió a coger su propio ritmo mientras continuábamos pasando por infinidad de aldeas, donde, las imágenes se mezclaban unas con otras, ancianas cargando inmensos haces de leña totalmente encorvadas, hombres trabajando el campo, mujeres lavando en el río golpeando la ropa, increíble. Y entre tanto algunos niños con ganas de "juerga" que en algunos casos te obligaban a realizar un sprint para dejarlos atrás, pues salían corriendo incluso descalzos detrás de ti, sobre todo donde había subida.

En el pueblo de Agoudal hemos parado a tomar té. Nerea viene en el jeep, la diarrea la ha dejado débil y ha preferido recuperar fuerzas en el jeep. Aún queda mucho trayecto y no es cuestión de agotar todas las fuerzas en dos días. Mientras tomábamos té en Agoudal, han pasado los valencianos de los Range Rover (los de la fiesta), dejando su impronta de prepotencia en forma de velocidad excesiva, levantando una polvareda inmensa mientras atravesaban el pueblo.

Después de Agoudal han venido unos veinte kms. bastante duros por una pista también bastante pedregosa, hasta alcanzar el collado situado a 2.700 metros, (para muchos, sino todos, la cota más alta alcanzada en bici). Desde lo alto del collado la vista es excepcional. Emprendemos de nuevo el camino ya con Nerea subida de nuevo en la bicicleta, esta vez de bajada, chulísima, difícil, con algún tramo peligroso y las vistas bestiales, unos jeeps nos han adelantado pasándonos casi rozando y dejando una gran polvareda.

En el bar Carrefour paramos a comer el consabido bocadillo, ya solo nos faltan unos 22 kms. hasta el final de etapa. Al cruzar el siguiente pueblo hemos ido acompañados durante casi 1 km. por tres chicos con sus bicicletas, que nos contaban que cada día van al cole con la bici a unos 15 kms. de distancia. El último tramo de la etapa es de nuevo asfalto, y cuando ya estamos entrando en el pueblo de Tamtatoucht, de nuevo tenemos que prepararnos para los sprints al divisar grupos de niños que nos esperan. Cruzamos el pueblo a toda velocidad y llegamos al albergue Baddou. Precioso, con un jardín entre hippie y árabe, en el que se encuentran varias haimas donde después de asearnos y algun@ que otr@ haga la colada, cenaremos.

Finalizada la cena se improvisa una fiesta marroquí con la participación tocando los tambores de varios miembros del grupo, otros bailan y cantan, entre los participantes una pareja de ... japoneses, faltaría más. José Mª baila con su pijama tipo "mutua de Terrassa", con la cámara de fotos colgada del hombro y el cigarrillo en la boca, mientras otros cigarrillos autóctonos van pasando por los músicos.

El dueño del albergue es "peligroso" pues intenta convertir el baile marroquí en una especie de "lambada". Lamentablemente no puedo filmar mucho, pues solo me quedan 25 minutos de la 2ª película y otra entera, pero aún queda mucho viaje y hay que regular.

Hoy la diarrea también ha atacado a Josep. Solo resistimos los más fuertes, je, je, je.